ventilación eólica

diseño y ejecución de un buen sistema de ventilación

Confort para el desarrollo de las funciones vitales

Cuando se trata de ventilar una fábrica, bodega, restaurante, tortillería, baños, garaje, casas o cualquier lugar donde se acumula el calor, polvo, olores o gas no dañino a la atmósfera, se deben de considerar las distintas condiciones del lugar para poder elegir adecuadamente un equipo eléctrico de ventilación o un aparato eólico de ventilación.

Cuando se trata de ventilar una fábrica, bodega, restaurante, tortillería, baños, garaje, casas o cualquier lugar donde se acumula el calor, polvo, olores o gas no dañino a la atmósfera, se deben de considerar las distintas condiciones del lugar para poder elegir adecuadamente un equipo eléctrico de ventilación o un aparato eólico de ventilación.

El equipo eléctrico es un ventilador con motor eléctrico que puede utilizar una fase o tres de suministro eléctrico. Algunos ejemplos son los ventiladores axiales de pared, tubulares para ductos, centrífugos y/o tipo hongo para techo.

La ventilación eólica, la cual se subdivide en estática y dinámica, es la que no tiene partes que se mueven. Estos equipos utilizan el viento al pasar sobre su abertura superior y, con la velocidad de la corriente de aire, ayudan a generar un leve vacío sobre el equipo que extrae los gases interiores o inferiores al equipo. Algunos ejemplos son los que se conocen como cajas de muertos o gravitatorios y chimeneas.

En la ventilación dinámica, los equipos tienen partes que se mueven con el viento; éstos giran según la velocidad de éste y crean un vacío con sus aspas cortantes, además de generar una fuerza centrífuga del aire también causada por las aberturas entre las aspas, que giran con la fuerza térmica que sale de un ambiente caliente.

Básicamente, la ventilación deseada se puede lograr con equipos eólicos que no consumen energía eléctrica. Sin embargo, los factores físicos, como la altura del techo, un segundo piso en un restaurante o tortillería, o muros altos que no permiten el flujo fuerte del viento sobre un techo, causan que la ventilación se planee con equipos eléctricos o de ventilación forzada en lugar de con eólicos.