sistemas chillers

Una gama de productos diseñada para ti

Equipos de Climatización Industrial

Los chillers, son equipos de climatización muy usados en grandes instalaciones debido a la posibilidad que tienen de enfriar o calentar, según lo requiera el inmueble. Además, los expertos en estos equipos señalan que su uso es una excelente opción para aplicaciones de aire acondicionado u otros procesos de enfriamiento. Sin embargo, se requiere conocer a fondo su funcionamiento, composición y requerimientos de mantenimiento para hacer eficiente su uso.

El chiller es un refrigerador de líquido, que, como en un sistema de expansión directa, calienta o enfría mediante el intercambio térmico. Tiene como características principales:

  • Mantener el líquido refrigerado cuando está en función de frío
  • Mantener el líquido calentado cuando está en función de bomba de calor

Cómo funciona
El agua que se requiere enfriar circula a través de un intercambiador. Este flujo de agua transmitirá su calor al flujo del refrigerante, ya que éstos se encuentran separados por la pared del tubo. El refrigerante, al recibir el calor, se evapora debido a sus características y a la baja presión de evaporación. El refrigerante es extraído por el compresor, el cual lo envía comprimido hacia el condensador. En dicho proceso, el refrigerante se calienta por el efecto de la compresión y del calor del motor del compresor. El gas caliente del compresor entra al condensador, en donde su calor es transmitido a un medio refrigerante, que bien puede ser agua o aire. El calor extraído provoca que el refrigerante se condense a alta presión. El refrigerante en estado líquido a alta presión puede ser almacenado o enviado directamente al a válvula de expansión para su inyección en el evaporador y así reiniciar el ciclo.

Principio de operación
El objetivo es extraer el calor sensible del agua o salmuera, empleando un medio refrigerante. En la actualidad, los medios refrigerantes más comunes son los CFC y HCFC, por lo que la operación se basa en sus curvas de operación.

Chiller como climatizador
Tal como las unidades de expansión directa, un chiller se coloca en el exterior del edificio, ya que en su interior se colocará la unidad termo-ventilada.

El líquido tratado en la unidad exterior, enfriado o calentado, circula impulsado por una bomba incluida en el sistema hidrónico. La unidad interior utiliza el agua que circula por él, enviando el resultante del intercambio térmico (aire frío o aire caliente) mediante un ventilador al ambiente, según las demandas de confort del usuario.

Los chillers se presentan en diferentes tamaños y formas, dependiendo del fabricante, con capacidades que llegan a varias toneladas de refrigeración. Se emplean diferentes tipos de compresores, como semihermético, hermético, tornillo o scroll. Los evaporadores suelen ser del tipo casco y tubo aunque pueden ser también de placas; todo dependerá de la aplicación.

Normalmente se denomina chiller al equipo que se utiliza principalmente para enfriar agua, aunque puede enfriar otros fluidos.